$USD 63

Pagá en cuotas con Mercado Pago

Visualización de la carta natal: integración psico corporal

Es una forma original de interpretación de la carta natal ideada y desarrollada junto a la astróloga y artista Antonella Meloni. Es una experiencia somática (psico-corporal) que consiste en una visualización de la matriz energética con ojos cerrados y acostado. A partir de tu carta natal, armamos una serie de imágenes que responden a la configuración de tu matriz energética. La propuesta consiste en ofrecerte una versión integrada y creativa de tu energía para lograr una nueva integración, un nuevo encaje, una resimbolización de forma guiada. Basada en el principio gestáltico del DARSE CUENTA como motor de la experiencia de estar PRESENTES (en el aquí y el ahora) y en cuanto que es una experiencia psico-corporal directa, esta práctica es en sí un darse cuenta e invita a habitar tu energía de manera integrada. La imagen al ser abstracta, carece de juicio y no resulta “amenazante” para el ego; cuando las barreras del ego están liberadas resulta más fácil correr nuestros puntos de identidad y mover nuestras coordenadas para transformarnos.

Luego de la visualización, continuamos la entrevista poniendo en palabras la experiencia anterior, compartimos las sensaciones que hayas registrado y observamos cómo te relacionaste con las diferentes partes para deducir qué nivel de integración hay de las diferentes partes de tu carta y de qué manera esto se traslada a tu vida y podés aterrizarlo a los hechos.

Es una experiencia de encuentro con la carta natal aconsejable para personas con facilidad para visualizar, que conectan con el poder de la imagen y de los lenguajes no verbales. No es requisito conocer tu carta natal.

    • Sesión de 120´ (presencial u online)
    • Incluye la grabación de la visualización y el gráfico de tu carta

consultá por descuento por pago en efectivo

Algunas experiencias contadas por sus protagonistas:

“Lo que más me impactó de esta experiencia es la compresión que tuve de mi carta natal a través de mis sensaciones corporales. Visualizando las imágenes que me proponía Juana, fui entrando en un viaje sensitivo que me fue permitiendo integrar las polaridades que se me presentaban: lo seco y lo húmedo, lo frío y lo caliente, lo denso y lo liviano, la inmovilidad de mi cuerpo y al tiempo mi necesidad de expansión. El darme cuenta de mi posibilidad de ´fugarme´ y al mismo tiempo permanecer en el mismo lugar, trajeron calma a mi cuerpo, sin necesidad de intelectualizar la experiencia, encontré mi propia forma de habitar las contradicciones.” (Margarita Gallego @marga.terapia, psicoterapeuta corporal, terapia gestáltica y masajista e instructora de masaje californiano Oasis®)

“Cierro los ojos, escucho la música de fondo y siento en el aire el aroma a algún fuego lejano. Está oscuro, veo tierra. Plutón entra de golpe en escena, avanzando en forma de un líquido muy denso, aceitoso. Tiene un color oscuro, indefinido. Lo veo avanzar y siento mucho placer. Desde otra dirección aparece otro líquido de otro color pero de la misma densidad, que busca confluir con el primero. Se acercan lentamente el uno hacia el otro hasta que comienzan a unirse, a mezclarse. Los líquidos son de colores sin nombre, más bien tienen tonos, tonos oscuros, gruesos, pesados. Otro líquido aparece y otro, y otro. Yo los miro quieta, los miro desde afuera y desde adentro, soy ––casi–– una con ellos. Disfruto cómo se mezclan en una ondulación paciente que me atrae y me identifica. De pronto la tierra desaparece y quedan suspendidos en un espacio blanco. La ausencia de una base los vuelve más ágiles, más veloces, y permite que se unan más, hasta lograr, pronto, un nuevo color. Veo cómo las vetas de sus colores originales se entrelazan, se acarician en una danza, en un movimiento fluido que no percibe resistencia y que logra, de esta manera y finalmente, un color unificado y saturado. Estoy acostada pero ya no estoy en donde estoy en realidad, tengo los ojos cerrados y toda mi energía está puesta en la observación de esta especie de témpera que se fue formando, casi la puedo tocar pero no es con el cuerpo que la siento, aunque sí, también con el cuerpo, pero a su vez con la cabeza, con la emoción y con algo más que es apenas perceptible. Siento que algo muy profundo mío está en conexión con esa energía, potente y lenta. Siento que esa témpera que avanza soy yo” (texto de Sol Echegoyen @solechegoyen, editora y escritora, a partir de la experiencia de visualización de su matriz energética)